Enfermedades Intimas Femeninas

Periodos menstruales irregulares

El ciclo menstrual no es el mismo para toda mujer. El flujo menstrual normal ocurre en promedio cada 28 días (la mayoría de las mujeres tienen ciclos entre 24 y 34 días) y dura cerca de 4 días.

 

Algunos ejemplos de sangrado anormal abarcan:

  • Sangrado o manchado entre períodos
  • Sangrado después de la relación sexual
  • Sangrado más abundante (expulsar coágulos grandes, necesidad de cambiar la protección durante la noche, empapar una toalla sanitaria o un tampon cada hora durante dos a tres horas consecutivas)
  • Sangrado durante más días de lo normal o durante más de 7 días
  • Ciclo menstrual de menos de 28 días (más común) o con un intervalo de más de 35 días
  • Sangrado después de haber llegado a la menopausia

 

Es fundamental consultar al ginecólogo y asistir a control periódicamente, el especialista determinará el tratamiento a seguir.

Quistes

 

Los quistes ováricos son bolsas llenas de líquido que crecen en uno o ambos ovarios; son casi siempre benignos y se pueden dividir en quistes funcionales y quistes benignos verdaderos.  Los funcionales son meramente folículos que se producen durante el proceso de ovulación, para albergar un óvulo, cuando éste es liberado, se debe reducir hasta desaparecer, cuando no ocurre se convierte en quiste, por lo general no causan problemas y desaparecen en forma espontánea.   Los quistes benignos verdaderos, contienen en su interior células inmaduras, casi nunca ocasionan problemas, a menos que hagan girar el ovario o se rompan.

 

Síntomas:

  • Períodos menstruales dolorosos e intensos
  • Si un quiste se tuerce o rompe, provocará dolor abdominal fuerte, náuseas y fiebre
  • Problemas urinarios por la presión en la vejiga
  • Dolor durante las relaciones sexuales

Si padece alguno de los anteriores síntomas asista al especialista cuánto antes.

 

Síndrome del ovario poliquístico: 

Los ovarios poliquisticos son aquellos en los cuales se forman múltiples quistes, las mujeres que padecen ésta afección pueden tener otros síntomas como tendencia a la obesidad, mucho vello en el cuerpo y acné, puede provocar períodos menstruales irregulares y problemas de fertilidad.

 

Miomas

 

Los miomas son tumores benignos del músculo uterino, el tamaño y la cantidad varían. Aproximadamente 1 de cada 5 mujeres desarrolla miomas antes de cumplir los 45 años. Algunas veces su tamaño no deforman el útero ni presentan síntomas, cuando los hay, se debe acudir al especialista, enumeramos a continuación algunos,

 

Síntomas:

  • Hinchazón del abdomen sensación de llenura o plenitud.
  • Sangrado menstrual abundantemente anormal
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Presión sobre la vejiga y el colon, lo cual, se traduce en problemas urinarios y dolor de espalda.

Los miomas se tratan según la gravedad de los síntomas, en algunos casos cuando la mujer aún no ha procreado y tiene muchos miomas se realiza un procedimiento llamado miomectomía. Cuando provoca una anemia profunda y los síntomas son insoportables el especialista puede llegar a recomendar la histerectomía.  Por ello, recuerde asistir periódicamente al ginecólogo, lo cual, permitirá prevenir y detectar a tiempo cualquier cambio o enfermedad.

Endometriosis 

 

Se define como la presencia de células del revestimiento uterino en otros lugares de la pelvis, generalmente comienzan en las trompas de Falopio, llegan a los ovarios, colon, vejiga y pelvis, formando quistes muy pequeños y cicatrices locales. Las células responden a los cambios cíclicos de las hormonas ováricas, por lo que durante la menstruación se produce sangrado en los quistes, pero la sangre no puede salir; los quistes se hinchan y se sensibilizan, pueden crecer provocando dolor menstrual. Se podrían formar adherencias fibrosas a su alrededor, interfiriendo en la ovulación y posiblemente, en la concepción.

 

Síntomas:

  • Sangrado profuso o anormal
  • Dolor abdominal y pélvico intenso (antes y durante el período menstrual)
  • Dolor al orinar o del colon
  • Diarrea
  • Problemas de fertilidad

Cáncer de cuello uterino  

El cáncer de cuello uterino es el segundo cáncer que más afecta a la mujer, pero está aumentando su frecuencia especialmente entre las jóvenes. A pesar que los cambios precancerosos se pueden detectar mediante una citología periódica y que se pueden tratar, cada año el 25 por ciento de las mujeres con cáncer cervical muere, solamente porque no se realizaron la citología anual, puesto que la afección no evidencia síntomas tempranamente, sólo se puede advertir mediante revisiones rutinarias. El principal factor de riesgo es la infección por el virus del papiloma humano, generalmente si existe una cervicitis es allí donde se alojan los virus, otros factores son: uso prolongado de la píldora anticonceptiva, y embarazo a temprana edad.

La visita al ginecológo te ayuda a prevenir el cáncer de seno y el cáncer de cuello uterino!

¡CUIDA TU SALUD: UN MENSAJE DE AMOR Y RESPETO POR LA MUJER!

¡TOALLA SANITARIA ANION MAS VIDA PARA TI!

Respeta el pH femenino
ANION te ayuda a prevenir estas enfermedades